Mr. Clutch

Mr. Clutch

viernes, 24 de julio de 2015

Mis columnas de esta semana para Metro y De Todo Newspaper/Periódico De Todo



¿Puerto Rico no está al nivel de las selecciones en los Juegos Panamericanos 2015?
Por Daniel “Mr. Clutch” Mercado Castro en especial para Metro
          “Somos lo que somos y a veces sentimos que somos más de lo que nos creemos”; eso fue una cita del ex dirigente Nacional, Francisco “Paco” Olmos, que explica la realidad del equipo de Puerto Rico rumbo a los Panamericanos 2015 en Toronto, Canadá. Tal vez la paliza que Brasil le propinó a los boricuas vía 92-59 en el debut de Rick Pitino al mando de la escuadra boricua desató una serie de interrogantes sobre el desempeño y nivel de juego en estas justas. Inclusive no faltaron las fuertes expresiones del ex centro Nacional José “Piculín” Ortiz y del Secretario General Emérito de la FIBA Américas, Jenaro “Tuto” Marchand, ante la Federación de Baloncesto de Puerto Rico y su presidente Carlos Beltrán sobre el desarrollo y formación de este equipo. La realidad es que la temporada del Baloncesto Superior Nacional (BSN) pudiera ser el mayor detonante para el fatídico resultado de armar un equipo sin los mejores jugadores de Puerto Rico, incluyendo aquellos que participan en la liga local. Actualmente, mientras Puerto Rico defiende su medalla de oro ganada en Guadalajara 2011, en la Isla la final de la BSN va rumbo al sexto juego. En esa final, dentro de los equipos de Ponce y Arecibo al menos hay seis jugadores que bien pudieran estar dentro de la escuadra Nacional. Renaldo Balkman, Carlos Rubén Rivera, Ángel Daniel Vassallo, David Huertas, Johwen Villegas y hasta Denis Clemente, serían sin duda jugadores hábiles para mejor unos “12 Magníficos” que andan escasos de estatura y ofensiva consistente.

          El inicio de una BSN a la par con la NBA sin que afecte el béisbol Invernal local, pudiera ser una solución simplista pero efectiva para un mejor desarrollo de la Escuadra Nacional. Comenzar la temporada en el mes de febrero y terminando no más tarde a finales de junio, a la par con las Finales de la NBA, les daría un mayor tiempo de descanso a los jugadores rumbo a eventos internacionales. Aparte del descanso, se compraría un tiempo adicional para practicar en conjunto, y no limitarse a unas semanas antes de cada torneo. Si es cierto que mover el torneo afectaría a jugadores boricuas y refuerzos que juegan en otras ligas, de igual forma fomentaría un “boom” local en el baloncesto tener baloncesto local cuando se corre un gran interés por la postemporada de la NBA. A nivel de mercadeo e interés del fanático pudiera atraer ventajas económicas que tanta falta hace para la liga. No es competir es reinventarse. Otro aspecto que hay que mejorar es el compromiso de los jugadores para representar a su país. Contratos sería una buena opción, sobre todo si son para un ciclo o dos. Esta edición nos falló eso y más. Rick Pitino se quedó esperando por hombres grandes como Ricky Sánchez, Peter John Ramos y Jorge Bryan Díaz mientras que jugadores juveniles como Gilberto Clavell, Jezreel De Jesús, Gary Browne, Paul Graham, Kevin Young junto a los veteranos Larry Ayuso, José Juan Barea y Alejandro “Bimbo” Carmona, entre otros, contestaron el llamado del nuevo dirigente Nacional.  
           La realidad es que hay que apoyar a los que respondieron el llamado a la Patria y estarán sudando la misma para lograr  traer una medalla. Hay que entender que no solo Puerto Rico, los demás países que también compiten en estas justas, están pasando por un momento de transición y que desean exponer a otros jugadores para adquirir experiencia rumbo al campeonato FIBA Américas 2015. Puerto Rico tendrá que hacer sus ajustes si quieren ganar medalla, pero sobre todo si quieren volver a una Olimpiadas, ganando uno de los dos puestos que se darán en México. Sin duda la escuadra necesita de sus grandes nombres y esperemos que los mismos estén disponibles para representarnos en el próximo torneo. Mientras tanto, somos lo que somos, nos guste o no.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario