Mr. Clutch

Mr. Clutch

sábado, 26 de marzo de 2016

La pelota todo lo cura; Rays vencen 4-1 a Cuba en el regreso de la MLB a la Habana, Cuba




La MLB sale victoriosa de Cuba

Por Daniel “Mr. Clutch” Mercado Castro
          Tal vez el béisbol lo cura todo, inclusive hasta las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, no sé si tal vez quite el embargo ó bloqueo económico impuesto en el 1928, pero al menos hay una nueva esperanza viva. Cuando tu tienes un presidente de los Estados Unidos como Barack Obama haciendo valer su palabra de mejorar las relaciones con la Isla de Cuba, y a su vez, poniendo la acción en donde va la palabra, con una importante visita para reunirse con el presidente Raúl Castro, solo cosas buenas pueden pasar. Sobre todo ver ambos disfrutarse el partido entre los Rays y el equipo Nacional de Cuba, es una imagen que sin duda es el comienzo de una nueva historia en la relación de esos países. Al menos fue interesante escuchar en medio de la trasmisión del juego que la idea principal del Presidente Obama es que los cubanos se auto eficiente, en vez de esperar que el gobierno cambie su estilo, que puedan crear negocios, que se beneficien del turismo y que puedan vivir de eso. Suena lindo en un mundo de fantasía, pero no imposible si Cuba pone su granito.
La trasmisión del juego estuvo llena de momentos inolvidables y emotivos como la entrevistas a Derek Jeter y Chris Archer,  la entrevista a la viuda de Jackie Robinson por parte de Doug Glanville, Eduardo Pérez interactuando con su padre Tany Pérez vía telefónica, cuando mostraron a los hermanos Gourriel viendo el juego desde Miami, la entrevista a Dayron Varona, quien se convirtió en el primer jugador en desertar de Cuba y regresar a su Isla para jugar, y el interés real del comisionado Rob Manfred de expandir la MLB con un equipo fuera de los Estados Unidos como México ó otro de Canadá, pero sobre todo su entusiasmo de traer más juegos para Cuba, Isla que no visitaban desde el 1999. Pero antes de pensar en todo eso, los cubanos necesitan a sus peloteros se les de la misma oportunidad que a sus vecinos en el MLB Draft, en la MLB, en el WBC y en toda aquellas liga, asociación o confederación que estén prohibidos de participar. Que hermoso sería que los cubanos en la Isla y aquellos en la MLB se pudieran unir para montar un equipo para el Clásico Mundial de Béisbol 2017 y los venideros. Cuba más que libertad necesita igualdad.
En el terreno, ver un Estadio Latinoamericano con 55 mil personas, una algarabía en las gradas como si se tratara de un juego por el campeonato, dos presidentes disfrutándose el juego y una afición cubana que no dejaba de grabar, tomar fotos y disfrutarse cada segunda de historia que pasaba frente a sus ojos. Si es cierto que los Rays ganaron 4-1, pero Cuba salió con la satisfacción de haber lucido bien, con un solido aprendizaje y con la esperanza viva de volverse a enfrentar el año que viene. Nada es imposible.
            Los Rays anotaron la primera carrera del juego en la segunda entrada con sencillo remolcador de James Loney. El propio Loney pone el marcador 3-0 en la cuarta entrada con cuadrangular de dos carreras. Loney se fue de 2-2 con 3 remolcadas en el juego. Steve Pearce remolca a Mikie Mahtook en la séptima entrada para poner el marcador 4-0. Cuba anota su única carrera del juego con un cuadrangular de  Rudy Reyes en la novena entrada. Finaliza 4-1. Matt Moore lució enorme en 6 entradas sin permitir carreras para alzarse con el triunfo sobre Yosvani Torres. Cuba conectó 9 hits en el juego, los Rays solo 5. El boricua René Rivera se fue de 2-0 y el relevista Xavier Cedeño permitió un hit, ponchando 2 en una entrada. Ambos equipos propinaron 7 ponches a su contrincante. Cuba lució su hermosa defensa, y a pesar de alguno que otro error mental, tienen un equipo joven listo para batallar