Mr. Clutch

Mr. Clutch

jueves, 26 de julio de 2012

Lucha Libre: Entretenimiento Deportivo sin límites


Lucha Libre: Entretenimiento Deportivo sin límites
Por Daniel “Clutch” Mercado Castro
Tener la oportunidad de ser parte de un evento donde la asistencia era de casi 75 mil personas en un mismo estadio, es “casi una experiencia religiosa”. El ultimo evento de lucha libre celebrado en el Citrus Bowl en Orlando, Florida; lleno los requisitos de excelencia. El “Wrestlermania 24” trajo un montaje fabuloso entre atletas llamados luchadores convertidos en actores, un excelente libreto y una serie de pirotecnia, que hicieron vibrar de alegría y emoción a los presentes. 
Este evento, reconocido como uno de los mejores anuales de la World Wrestling Entretaiment (WWE), atrajo personas de diferentes países al estado de la Florida, logrando una ganancia de más de 25 millones de dólares a Orlando. La experiencia fue única, divertida y “para pelos”. La cantidad de boricuas presentes en “WM24”era impresionante. Adultos y niños se dieron cita para apoyar al luchador boricua e hijo de la leyenda Carlos Colon, Carlitos “Caribbean Cool”. Fueron muchos los boricuas que llevaron su bandera, en ese grupo me incluyo, para alzarla con orgullo ante la multitud presente. Luego de experimentar este evento, no hay duda que la lucha libre goza de un poder inmenso de entretenimiento, a pesar que no es reconocido como un deporte, los luchadores son tan bueno atletas como cualquiera. Y en este evento quedo demostrado y más. La verdad que la cantidad de dinero invertido y generado por este entretenimiento deportivo supera el de cualquier deporte regular, tal vez quitando el Super Bowl y un juego decisivo en las Serie Mundial de las Grandes Ligas ó las finales de la NBA.
Por años la lucha libre ha gozado del favor de un pueblo Boricua que no deja de visitar los lugares donde se presentan las carteleras. En Puerto Rico existen dos compañías de lucha libre de renombre, International Wrestling Asociation (IWA) y World Wrestling Council (WWC) y a su vez una serie de empresas independientes como la NWA, que noche tras noche presentan un rudo entretenimiento a sus fanáticos.
A pesar que la calidad luchística de estas empresas no se compara con el montaje de la WWE, el público sigue apoyando a sus luchadores favoritos e inclusive fuera de la Isla como es en el caso de Carlitos, Ricky Banderas y en el pasado como lo fueron el grupo de los “Boricuas” compuesto por Huracán Castillo Jr, Miguel Pérez, José Estrada y Savio Vega.
El presenciar una cartelera de lucha libre no es una quimera; pero si divertida. Cuando se visualiza la lucha libre como una novela puedes disfrutarla de una perspectiva más artística sin quitarles meritos como atletas a estos luchadores, quienes arriesgan su vida cada vez que se suben al cuadrilátero. Han sido muchos los que terminan lesionados malamente y inclusive muertos luego de proveerle el mejor entretenimiento posible a su fanaticada, ese fue el caso del fenecido luchador Owen Hart, quien falleció al caer de los aires cuando se partió la soga que lo sujetaba al bajar desde el techo y estrellarse contra uno de los  esquineros del cuadrilátero, cuando personificaba el papel del “Blue Blazer”. Estos atletas se juegan la vida casi a diario por el mero hecho de entretener a un público que le sirve de energía para dar lo mejor de si en cada lucha. Ahora en la era de los esteroides en los deportes, son muchas las interrogantes sobre la veracidad de la condición física de estos luchadores y lo que muchos de estos son capaz de hacer por el entretenimiento.
En la Isla, la lucha libre por generaciones ha dado cátedra de ser un evento familiar, aunque en cierto modo implore violencia. Las carteleras de lucha libre en Puerto Rico se extienden casi todos los fines de semanas por diferentes pueblos e inclusive realizan eventos especiales anuales como Aniversario, Camino a la Gloria, Septiembre Negro, Juicio Final, Golpe Estado, entre otros. A pesar de que en Puerto Rico existen dos compañías principales de lucha, World Wrestling Council (WWC) e International Wrestling Asociation (IWA), hay un sinnúmero de compañías independientes como National Xtreme Wrestling (NXW), New Generation Wrestling (NGW), Puerto Rico Wrestling Association (PRWA), Boriquen Sport Promotion (BSP), entre otras. La WWC e IWA han traído luchadores de renombre a la Isla como Rick Flair, Scott Hall, Andre The Giant, Hulk Hogan, Rey Misterio Jr. y muchos más para competir con los gladiadores de la Isla y dejar un mejor espectáculo a su fanaticada. La WWC fue creada en el 1973 por Carlitos Colon, Víctor Jovica y el fenecido Gorilla Monsoon. Desde entonces, la WWC, ha dictado la pausa del “Old School” en la lucha libre por las pasadas décadas y dando un “pase de batón” limitado a las nuevas generaciones de luchadores. La IWA, al contrario de la antigua Capitol Sports Promotion, ha sido la casa de nuevos talentos y del desarrollo de los jóvenes luchadores que buscan hacer fama y fortuna en este rudo deporte. Desde su creación en el 1994 por el fenecido Víctor Quiñones se convirtió por un tiempo en la casa de desarrollos de talentos para la WWE y un “trampolín” para recorrer el mundo de la lucha libre internacional.
En fin, este rudo deporte representa una diversión extrema y busca la paz espiritual del ser, bueno ni tanto, pero si relaja mucho visitar una cartelera de lucha y gritarles improperios a los luchadores. La verdad es que la lucha libre brinda una opción un tanto familiar para aquellos que visualicen este entretenimiento como una obra de teatro ó novela que nuca ha de acabar. La lucha libre es pura diversión al “ras de la lona” y captura indudablemente la atención de un grupo de fanáticos que  no tiene edades ni estados socio económicos específicos. Así que todos los caminos conducen a una cartelera cerca de usted ¡A tángana!












No hay comentarios.:

Publicar un comentario